viernes

DESTRUYENDO

Cuanto anhelo escribir sueños repletos de fantasías quemantes y perpetuas,
ilusiones de hermosos ojos bañados en dulzura.
Busco letras quizás doradas y mágicas que hagan volar a mundos cercanamente lejanos
y con ellas describir atardeceres llenos de calidez, color y fulgor ascendentemente pretencioso.
Y no.
Tan sólo escribo bocetos de alguna frase impronunciable,
sepias de un medio día en el que únicamente hubo soledad y tristeza.
Que “alguien” venga por favor, que “alguien” venga para mutilarme los dedos y me impida seguir tirando tinta, letras pálidas e insípidas.
Que alguien venga y me desaparezca de entre este lugar en el cual sólo destruyo lo que es llamado poesía.

8 comentarios:

Valiente Fragancia dijo...

y cuando ese alguien llegue, abrazarà la dulzura que llevas escondida en tus olas
y seràs espuma dorada

Gabriela Monroy Calva dijo...

Busco letras...doradas, mágicas
Persiste.
Son tuyas.
Gab

pamels dijo...

al escribir transportas sueños...
haces de fantasias y realidades un encanto a mis ojos...
una ilusion real a tu mirada

abrazos

Insomne dijo...

Que nadie destruya nunca tu capacidad de escribir estos versos. Sería una gran pérdida.

Un placer leerte, Mar.

Ambar dijo...

entiendo perfectamente el sentimiento al no poder hallar una respuesta cierta en las palabras, algo que refleje el real sentimiento que queremos poner, el que nos duele en el pecho.
Pero tu bùsqueda invita a la magia, y despierta sensaciones en los que te leemos , sedientos de cada una de estas palabras.
Yo no voy a decirte que pronto vuelvo, porque nunca me voy de acà, siempre hay un pedacito mio que se queda, que se niega a partir de un lugar en el que se siente tan maravillosamente a gusto.
Permiso, pero por aquì nomàs me quedo....

ANIMITA dijo...

Nooooooooo, que ese alguien nunca aparezca... porque aquí siempre encuentro algo y nunca me voy sola.

Besos paranormales.

Lu! dijo...

no hay letras... para mi no hay letras que describan eso, simplemente no las hay tan hermosas...

claudia dijo...

tantas tantas veces he sentido esa necesidad, tan solo un abrazo, una mirada, un te quiero, pero, no, justo cuando mas lo necesito, me veo sola en la recamara llorando a oscuras..
triste verdad??
gracias por la visita, igual nos leemos.. besos..

...siempre fue así.

Caminaba como perdido y sonreía c on ojos apagados, sus manos danzaban cual péndulo... vagabundo que babea nostalgia que añora olvido...