lunes

0.

Vengo con luces para vender
compro sombras para quemar,
aún importa la soledad
la ironía y mi sarcasmo,
cada gota del silencio
me agrada como llanto astral,
un pedazo de cielo se pudre.

Resbalo cual serpiente a llamas grises,
otra visión se cuelga de mis párpados.
La única forma de callarme es cayendo,
el antojo de sangre nace con tu faz,
el caníbal anda de cacería.
Lento se diluye un gemido
hay sombras que son ladradas,
de noche hay frío y más hambre.

260909

2 comentarios:

metafora zero dijo...

Caer en el vacío no es caer; es volar ¡¡

Salud Mar

Anónimo dijo...

Veo estallidos,
renombro tragedia de colores
muerte diluida en ojos,
el fuego miente
se deletrea silueta...
de presente reluciente explotando
día lento... delirante.
2309091310

...siempre fue así.

Caminaba como perdido y sonreía c on ojos apagados, sus manos danzaban cual péndulo... vagabundo que babea nostalgia que añora olvido...