jueves

TAMBIÉN

Ella habló sincera y triste,
me dijo que el sol estaba gris
que mis ojos se tornaron pantano.

Yo me quedé en silencio
fumé y le sonreí.

Ella colocó su mirada en mis pies
vio como iba la tierra comiendo mis pasos,

también la tierra te quiere comer.

-Eso no importa, todavía no estoy muerto.


1206081338

2 comentarios:

Goyette Dos Gallos dijo...

Hoy necesitaba al igual que tú,
no estar muerto.

Porque no lo estoy.

Gracias poeta.

Unmasked (sin caretas) dijo...

Mientras respires...no importa lo que te digan

sigues vivo

te mando un beso

Petra

Un vuelo

Fui buscando descanso sin luz, me dirigí a cualquier mar, encontré batallas llenas de brasas y sonrisas que imploraban callarse. Tengo ...