viernes

ALGUNA VERDAD

No se suponía estar en los deseos de mi ausencia,
me entero tarde que tengo en los ojos un dolor maldito de espera,
un algo que es una desmostración
demostración de palabras desintegrándose al verlas fijamente
obligandolas a que se desaparezcan
al leve rayo de sol durante el alba.

Ya no se concibió el todo, pues lo que hay es nada,
estoy en nada, lo repito soy un nada que está donde todo surge
de donde debo surgir dando mi primer alarido
o simplemente cuando sea abortado.

Dejo mi escasa escencia lejos de estos
simples bosquejos de un adiós en sepia
y pronto me traslado a pieles que se desmoranan en mi mente,
a unos lugares donde me soñaba al lado de unos espejos,
al lado de sus ojos
reflejando lo que sería y también el lugar donde deseaba reir.

Pero bueno ellas ya no están
ellas tienen sus deseos en los brazos
y aunque sus voces de vez en vez calan
me miento y sonrió
y cuando eso no funciona me grito esta frase:

"Somos torturados por necesidad de ver a alguien feliz,
y así torturamos a alguien más
y somos más felices..."



cuanto duelen nuestras verdades...

verdad Flora.

1 comentario:

Alecksya dijo...

La triste realidad que nos pasa a menudo, porque simplemente no podemos mandar en el corazon, ponerle un play, pausa o rec, para que funcione como queremos, que espere el mejor momento y que guarde en el las mas bellas emociones........

No podemos amar a quien nos ama, porque a quien amamos, ama a alguien mas.

Sigue a paso lento, pero seguro y firme.

Un vuelo

Fui buscando descanso sin luz, me dirigí a cualquier mar, encontré batallas llenas de brasas y sonrisas que imploraban callarse. Tengo ...