miércoles

OTRA VICTORIA

El canto de aquel ave moribunda
anuncia la retirada
del corazón que fue guerrero.

El abrasador sol de medio día
calienta la derrota
y hierve el dolor.

Este día ya es igual
que otro de humillación
y se llena de sombras,
se transformó cuando
yo
como humilde poeta
fui a tus brazos
filosos cual guillotina.

La sangre se secó
y la cabeza en la canasta
te da otra victoria

11 comentarios:

Lu! dijo...

y para vos que fue?
que no te quiero derrotado!
saluditos...

Valiente Fragancia dijo...

Es bueno Marito, y la sal teje las pieles y reconstruye.

Anónimo dijo...

Impactante. Buenísimo. Guardelo para releerlo dentro de unos años y le dará una perspectiva acertadísima del momento que le toco vivirlo en su propia carne. Como los buenos vinos, ese poema ganará con el tiempo.

Como siempre, un placer leerle Mar de Isaac.

Saludos.

Ramona Torres dijo...

Y mi corazón ardiente latía sobre bahías.

Y mi sal impura se lavaba en las arenas.

Te amé y fui feliz, aunque casi mataste mi destino.

Más allá de circunstancias caí en el juego de perder.

dK dijo...

aun así, un hombre sin cabeza puede realizar grandes proezas

Unmasked (sin caretas) dijo...

me gusta lo de humilde poeta llendo a la guillotina...me encantan los poetas que se saccrifican x amor...me gusta la sensibilidad del drama y del dolor...

En fin, todo es cuestion de sentir,

te invito un jack daniels como siempre, me quede sin hielo.

te espero como siempre sangrando nostalgia,

Petra desde su ataud

Unmasked (sin caretas) dijo...

Olvide agregar, para llegar a mi mansion, direccion nueva

http://elbauldepetradespedida.blogspot.com

besos de nostalgia

petra

metafora zero dijo...

Lo único sensato en este mundo es perder la cabeza.....La estrategia es lo de menos.....La gente sin corbata es más alegre ¡¡

Stay High ¡¡

Blood dijo...

¿Por qué siempre todo se reduce a vencedores y vencidos?

Saludos sangrientos

Blood

Insomne dijo...

Cierto que cuando estamos enamorados, hay un punto en el que somos unos completos suicidas. Y estoy totalmente con lo escrito por Goathemala. Te sorprenderás de tí mismo cuando leas este mismo poema dentro de unos años. Y esto es sólo el principio, amigo.

Besos.

Ambar dijo...

Sin comentarios..., es increible nuestra capacidad para soportar ese dolor que nos asfixia y a la vez de una manera extraña nos llena de vida.
Es cierto que esta clase de poesía es de esas que causan placer al releerlas despues de unos años.
Un abrazo

ofrenda

Una deidad ansia sacrificar. Se ofrenda  silencio púrpura la mirada exaltada y la sonrisa estallando. Con delirante fuerza de dele...