domingo

LEJOS

Clamo la noche
lenta oscuridad invoco desde cerros y lagos
siento que un sedentario dolor me observa
pronto dagas se calientan
y se vuelven rojas en busca de mi cuerpo.

Yo postrado e inerte
no me permito tan siquiera parpadear
de mi hemoglobina se escapa,
descanso lento,
lento.

Ahora a pocos segundos descanso,
creo descansar.

Muero placidamente
lejos de una ilusión,
entre mi pantano de soledad y angustia.

5 comentarios:

Die Walküre dijo...

La noche,que parece calmar nuestra vida invocando numerosos deseos,donde incluso el dolor parece percibirse como un lejano recuerdo.
Morir...morir lentamente,a modo de espantar las ilusiones que se desbaratan,que nos aplastan sin saber que serán...si serán...
Como ahoga la angustia que se enreda en mágicas conversaciones de soledad...
Como clama la sangre a gritos,que nuestro cerrar de ojos y largo andar,no nos permita olvidar...
Cuidate mucho
Te dejo un abrazo
Auf Wiedersehen!

esclava elena dijo...

(((suspiro)))... que tiene tu alma que logras escribir tan bonito???. Besos.

Unmasked (sin caretas) dijo...

Siempre y cuando mueras de la forma que quieras morir...te leo contenta...

Aunque siempre te leere, aunque me desangres en angustia...vos sabes, hombre de la mirada de hielo, que la duena de la mansion del norte es adicta a tus locuras en tinta negra

petra

Valiente Fragancia dijo...

De un lado del balcòn mueres y del otro descansas.

Te veo en un sueño profundo...

IGNACIO dijo...

Que desoladora imagen, para una poesía tan abierta y viva.

ofrenda

Una deidad ansia sacrificar. Se ofrenda  silencio púrpura la mirada exaltada y la sonrisa estallando. Con delirante fuerza de dele...