domingo

CIGARRO Y CAFÉ

Me levanté y dejé en mi cama tres lágrimas, que sé estaban llenas de calidez y amor. Abrís las puertas del balcón y la luz maldita se adentro en mi piel, sentí como el sol me quemaba con sus brazos y su mirada. Me quedé parado y lo soporté. Me canse de verlo, y regresé a mi cama, me senté, me vestí, me decidí a salir.
Oí un leve latir junto a mí cuando comencé a caminar, era yo llorando mi pasión, era mi ausente suspiro, quizás tristeza, pero eso ya no importó luego de dos parpadeos, ya no importé tampoco. Mi camino, laberinto sin pasillos y sin desiertos, ese descanso que siempre me doy por las mañanas, esta vez lo sentí atemorizante, severo, corto.
Todo esto es sólo cuestión de una mañana que se ha esfumado como el cigarro que deje tirado en donde ya no te espero. El medio día lo olvidé en mi mochila. Regreso a casa, sacos las llaves acompañadas por un amuleto lleno de cariño propio, abro la puerta todo oscuro, dentro de veo sombras, y veo comida, veo palabras con insultos a quien no soy y debiera ser, y todo sigue sin mí. Me quedo estático y sonrío si saber por qué. Me dirijo hacia arriba, y me sumerjo en rojas aguas, y me alegro de seguir con mi dolor. En el cuarto me encierro y comienzo a buscar mi disfraz, lo encuentro, y me limpio antes de colocármelo. Me envisto de alegría y corro hacia la nada.
Esta vez si cargo mi mochila con todo, con humo, con letras, con hojas y tinta, con inseguridades y gritos. Finalmente llego a un lugar que no quise estar, y veo mi dolor entre atardeceres entrelazado por dedos que alguna vez me buscaron. Finjo de nuevo y corro con la cabeza al suelo. La alegría me habla, y yo la siento falsa. La dulzura la destierro de mí, pues ya duele más de lo que puedo soportar. Sólo hay dos cosas que me pueden ayudar en este momento. Un cigarro en solitario y un café acompañado de ausencia.

8 comentarios:

Lu! dijo...

yo siempre prefiero la soledad a la ausencia, por que nunca se sabe de quien en verdad viene...

dulzura, sabes que nunca siempre habra alquien que te de algo de ella, aun que sea para amargarte a vos.

saluditos mi querido mar...

Arte dijo...

El dolor que siempre será fiel, mientras no haya valor suficiente para deshacernos de el. Salir y volver. Descubrir. Cigarrillos y más cafeína para alimentar ese dolor, al menos, eso se piensa.
Abrazos broder.

Unmasked (sin caretas) dijo...

Grande tu dolor querido...dolor, nostalgia, ausencia, tintas, y letras....en ese orden..

pues vivelo...porque aveces te falta, mi hombre de mirada de hielo, y no sabes que hacer contigo mismo...
me pasa muchas veces lo mismo

besazo

Petra

Insomne dijo...

Escribes igual de bien en prosa que en verso. Coincido contigo en que el café y el tabaco son buenos aliados para disfrutar de la soledad. Sin embargo, creo que no es bueno regocijarse en el dolor. Hay que aprender de él y mirar adelante. Atrás sólo hace daño.

Un beso.

Almacaraluna dijo...

Que genial esta, felicitaciones, sin lugar a dudas tenes mucha inspiración.

Te quiero.

Mar de Isaac dijo...

Lu!
La soledad para mi es mas angustiosa que la ausencia, sabes bien que le temo a estar solo.

Diego
Tenes razon, al menos eso pienso.

Mi Gran Dama
Tengo que vivirlo, a veces se me olvida que tengo algo llamado vida.

Brillo Lunar
Ya sabes que detesto mi inspitaracion, pero que sin la misma no soy.
Tambien.

Mar de Isaac dijo...

Insomne
Este comentario es solo para vos.
Te agradesco el elogio de decir que escribo bien en prosa, buen Mar jamas admite ser bueno en algo, y lo agradesco muy en serio.
En cuanto a lo de regocijarse y aprender de el dolor, esa idea la comparto, pero hay que tener en cuenta un detalle menor, me encanta el dolor.
Bueno.

Gracias por estar gritando en este mar lleno de contradicciones.

Vuelvo...

Yreal dijo...

Iba a hacerte una pregunta sobre el dolor y la has respondido ya. Me gustan tus palabras, secretamente envuelven, pero a veces las siento lejanas, me acercan a ti, pero me alejan del dolor. Yo por el contrario busco la felicidad, dolor siempre encuentro en todos lados pero busco que no me hiera. Me gusta la soledad, la necesito...la ausencia sucede

un abrazo y si el dolor te encanta, gózalo...

y

ofrenda

Una deidad ansia sacrificar. Se ofrenda  silencio púrpura la mirada exaltada y la sonrisa estallando. Con delirante fuerza de dele...