martes

Paseando

La ilusión la recuerdo
también las escenas de otro color,
pero siempre con esencia propia.

Recuerdo los delirios los gritos
mas sé la euforia fue escasa.

Sonrisas, vasos y palabras olvidadas
el cielo fue el escondite
para acurrucarse entre creaciones propias.

Conocí dragones sin ojos y demonios mudos
también conocí el tamaño de mi corazón,
y entonces, al pasear entre destellos de ira
inició en mí la añoranza de un adiós.


1612162306

No hay comentarios.:

Un vuelo

Fui buscando descanso sin luz, me dirigí a cualquier mar, encontré batallas llenas de brasas y sonrisas que imploraban callarse. Tengo ...