oyendo

Aquí la coherencia es lo más delicado y por lo tanto nadie la trata,
los soles son tan pequeños que parecen ser solo unos ojos danzantes
las sombras tan infinitas que parecen mares.

La cueva está llena de silencios que no desean ser encontrados
atascada de especímenes que tienen pulso pero no calor.

Este tiempo existe solo cuando me olvido del mismo
y solo sueño cuando me entrego a la realidad de mis delirios...
aquí soy un espectro más que deambula
uno de los tantos que oyen como aúlla un perro herido.


2701162309

No hay comentarios.: