martes

INSOMNIO

No importa la mañana
siempre inicio lento y tardo en continuar.

Mal carácter para naufrago.

Al medio día enfurezco
no soporto el soportarme.

La euforia es grata,
¡AGRADABLE!

En el ocaso despierto
sonrío y me desvanezco
pero ya es demasiado tarde.

En la noche me entristezco,
duermo y sueño...
algunas veces observo la Luna
escucho latidos
y el insomnio me invade.

2907101040

1 comentario:

Ambar dijo...

Describiste 24 horas mías...

Un abrazo

...siempre fue así.

Caminaba como perdido y sonreía c on ojos apagados, sus manos danzaban cual péndulo... vagabundo que babea nostalgia que añora olvido...