PARA RECORDARME

Hay en el espejo miles de gritos,
son sólo unas cuantas voces
son sólo otros fantasmas.

Ayer conocí a dios
lloraba su existir
se reía irónico de su creación;

los creé para recordarme que existo.
Hay en el espejo un silencio profundo
soy yo yendo al vacío,
es dios negando su creación.

0607100903

1 comentario:

Ambar dijo...

Casi la misma cosa...nosotros, dios, el vacío y la negación de la vida que nos creamos...
A imagen y semejanza....