jueves

SIN REGRESO

Entré a otro laberinto... aún no veo espejos.
Símbolos me atrapan, no hay imagen vieja.
Puedo congelarme esta noche sin tu mirada.
Muerto me elevo a otra desaparición.
En salvaje camino me dedico a la soledad.
Llego al medio... final interno de la caminata.
No hay regreso... atraparme fue mi andanza.

0210092005

2 comentarios:

Mercedes dijo...

Perderse en la introspección podía ser su salvación. Destruir cualquier rastro ajeno era la tarea para de pronto cerrar los ojos, abrirlos otra vez y creerse en un paraje desconocido.

metafora zero dijo...

Hartarse con la carne del minotauro...El banquete que culmine esa noche...

Salud ¡¡

...siempre fue así.

Caminaba como perdido y sonreía c on ojos apagados, sus manos danzaban cual péndulo... vagabundo que babea nostalgia que añora olvido...