.../¿?

Observaba la pared, un hilo iba de un lado a otro llenándose de sueños y pesadillas. Me acerqué y le pregunté si quería una café. Ella seguía estática. Encendí un cigarro. De pronto habló: “Quiero llevarme algo... algo que me diga que estuve aquí.” No le contesté sólo reí diminutamente y seguí fumando, viéndola. Perdía sus ojos en ese simple enredo de hilos y plumas. Después de unos segundos se acercó a mí, me abrazó. El humo subía lento. “Es a vos a quien quiero tomar.” Me limité a seguir fumando y negarme con los ojos.

1506080702

1 comentario:

metafora zero dijo...

beber una calada de universo....