SDN(absurdo con escritos ya muertos)

Me llaman. Yo decido bajar, internarme en ese oscuro... una lágrima mis pasos acompaña, un sonido seco me llama. Por favor está noche andate dejame dormir solo... Permitímelo recuerdo, por favor andate de aquí... permitime olvidarte pues veo todo cayendo y siento en el rostro mil pesadillas acompañadas de utopías agónicas en cada uno de mis ojos.
Entiendo que hoy es día gris creador de atardecer con sólo dos opciones de noches... da miedo saber que todo va a caer y más miedo dan las palabras de ayuda por parte de Atlas... ¡lo siento soy débil! El cielo choca con la tierra. He muerto aplastado por mis pocas fuerzas. Queda una línea, es un horizonte o una escalera a los abismos es una vida constante...? Algo responde diciendo... rutinario, plano... aburrido. Vi en el horizonte abismos cayendo cenizos con un toque de frío nocturno cual avalancha de emociones de mí singular, callado, común y olvidado, como basura en tonel, abundante y sucio. ¿Donde mi consciencia no se destroza? Dondeo se rebalsa de miedo ante el alba y su luz de sol... recuerdos de sueños.
Estrella de madrugada alejame de aquí, eliminame de las sombras que mi respiración está en dificultad de emoción. Quitame esta noche llevame a vos, allí y decime que soy alguien, o algo, o nada . Decime si no soy el uno si tampoco soy cero. Si se es cifra, número elevado y sin valor alguno. Conocido por varios, repudiado por tantos. Decime si soy alguien que es nada, alguien que no cuenta pero es contado. Si soy letra en imprenta, letra triste en una nube que vela la mañana que se congela. Pues sino seguiré en tristeza y los días queman, las noches matan, con locura me gritan que algo explota dentro de mi cabeza.
Los recuerdos se observan, los observo, se mutilan, y obligan a que siga... triste. Contemplando sobre mí hoyos negros viéndome rodeado de adornados estúpidos, de diminutos puntos que vuelan sobre mí y una araña que salta al vacío atraída por mi imagen y por las llamas... por el baile de fuego al compás de nada para otorgarme lento dormir, para ir en busca de un sueño y quedarse. Un problema, no hay dónde quedarse... ¿en ojos? no se puede ¿en huesos? no se puede. ¿En la piel? no se puede. Un acertijo que se inventa pronto y la boca no es, mi cuerpo no es, el hielo y el fuego... no es... no se puede... no es. El problema y el acertijo, los actos y el lamento. No se puede quedar... ¡No es quedarse! Es sólo petición de silencio, de vida, de letras... de un abrazo ante la caída de mis golpes, una petición de reacción ante una muerte, una paz fingida de palabras y una miradas coloreadas de caos. Acompañando mi voz llena de desgarramientos auditivos, mis ojos en brasas que te queman, mi boca en espera a devorar. Mientras unas manos como verdugos ágiles arrancan piel para crear escenario de muerte, de hambre, de seres que desconozcan la voz del encuentro con el panteón, de muertos acompañando calladas travesuras en la complicidad de una lujuria invencible. Lo eterno del suspiro en la magnificencia de mi sombra. Tanto calor ha otorgado sentidos extras, viniendo compactados en latidos y bebiendo vuelos fumados en pausadas imágenes de rostros idílicos formados en poéticas cartas quemadas que relatan encuentros directos casuales.
"...y al abrazarte ya nada caló. El lazo que unía, la conexión incierta... desapareció,
pero vos seguís frente a mí, y te desconozco y no te siento..."

Un suspiro nació en mañana exquisita, mi sombra en mi boca y el deseo de navegar en la canción del encierro , de correr el riesgo de adentrarme en algún mausoleo y dormir consciente del sello temporal en mí. Caer, rodar, luego un algo, suspenderse grabado en parpadeos contorsionistas. Es difícil decidir regresar, escapar de volverme fantasma en pestañas que quieren dormir fuera de sus sueños... pero ya estoy encerrado. Y aquí hablar solo es gloria: "Brindo por las sombras de la lluvia, por la escena nocturna, por las rejas y la luz de una vela acabándose. Por la soledad cantanda en agonía común, aspirando tiempo de una botella de ron... ¡Un brindis! por la esperanza de retirarme de aquí, de este absurdo de imágenes, escenas, tiempos."
Certeza de la cabeza al corazón... viceversa. No hay caminos sólo se observan pasos aleatorios yendo a lugar perdido. De nuevo acertijos repletos de metáforas. ¿Sospechas de nostalgia? Efímero como siempre, sentimental de pacotilla y en el rostro lágrimas cuales gotas de sereno. Es fácil saber qué sucede, aún se está...

2704081838-0604082115-1804081143-1304081616
0604081246-1603081639-1403081135-1103081220
2401070119-2405071014-1605071113-1605071155
1505071056-2505081107-----------------25/2605081134

1 comentario:

Goathemala dijo...

Brillante ejercicio estilístico. Una de las cosas que admiro de ti es tu radical libertad a la hora de afrontar un escrito. Cualquier cosa es posible en ellos.

Saludos.