miércoles

ENVENENAMIENTO

Uno se convierte
es animal nocturno
se gritó, ¡Soy búho!
tenía los ojos vacíos
su cuerpo se golpeaba
se desgarraba.

Otro era guardian
un cigarro
luego cantaba
otro cigarro
observaba
cigarro y miraba y cantaba.

Habiamos tres más
un loco viejo
un mono
y yo,
una sombra.

El loco
hablando y no entendiendo
preguntando por la araña
preguntando si era mosca,
luego dormía con ojos abiertos.

El mono reía
jugaba con seres lejanos
también con desconocidos.

Yo dormía en guerra
de rojos y muertos,
no creía creer.

Todo mundo se acercó
hablaban de no sé qué
de alegrías talvez
no comprendí
luego miré en el suelo
y un búho moría envenenado.

2903070402

1 comentario:

Mercedes dijo...

cualquiera moriría al tener los ojos vacíos porque entonces ya no habría ningun sentido.
Esfumarse con los cigarros parece la solucion.
AL jugar con desconocidos dejamos de ser imitadores.. botamos las mascaras... o nos las ponemos con mas gana.
La alegria, que es eso en su pura esencia vos?
abrazo!

Un vuelo

Fui buscando descanso sin luz, me dirigí a cualquier mar, encontré batallas llenas de brasas y sonrisas que imploraban callarse. Tengo ...