CADÁVER

Leve.
Matutino, quizás cotidiano.
El sol, la noche y tres estrellas
allí el horizonte deformándose
cayendo en diminutas líneas
entre ojos y peces.
Un cadáver brillando
y una tumba cobrando luz,
los cementerios al medio día
son caricaturas de miedo.
Respiraciones corporales
entretenimiento barato para mi tarde.
Insignificante.
Nocturno, quizás rutinario
la plata y explosiones
carreras entre constelaciones
una voz ofreciendo refrescos y comida
y el cadáver ya no brilla
y la tumba ya no pasó faCtura
este día terminó...
dejo este domingo
y me dejÓ durmiendo
en espera para el lunes.

1111071851

No hay comentarios.: