ANSIEDAD

Tengo frío. Mi cuerpo tiembla, mis dientes los aprieto como para aguntarme este momento... No me encuentro bien. Mis ojos los siento apagados. Mi oídos están cerrados a mi necesidad... no debo necesitar destrucción es lo que me digo. Pero añoro vapor en mí. Ansiedad de entrar a perderme y no resusitar.
Desde hace dos día no duermo... eso es algo extraño en mí que puedo dormir hasta treinta horas contínuas... en la cama doy vueltas, demasiado calor... me tiro al suelo y demasiado helada se presta la noche... y a la mañana me deterioro por completo, creo después de aquí iré al norte a buscar mis delirios... o sino iré a un motel a encontrarme con un cuerpo que antes me dará como llenar un camino con piedras y tabaco... algo de licor me urge también.
Entendido estoy enfermo... y ahora no quiero estar solo... solo... solo...
Otra noche llega... no importa mi estado, debo seguir cuerdo... un café, dies o veinte cigarros, algo que me distraiga y un poco de televisión para olvidar... que falsa es mi solución... y necesito hablar con alguien... veo una lista de números... puedo llamar?... sí, sí puedo llamar... pero la hora me detiene... y hoy tiemblo. un sueter y el día soleado, mas tengo un frío que nace desde los huesos y remueve hasta mis miedos.... tengo miedo , frío y necesidad de destrucción... en la boca del estómago un algo aprieta... cómo deseo caer y no mentir de acerca de mi caída... pero no debo, pero sí quiero... y no pido ayuda... y ahora pido ayuda... pero no debo admitirla... pero debo ayudarme... ¿¡Cómo!? Otro pie esta vez de queso, el primero de manzana fue. Y un jugo de pera y cigarros siguen consumiéndose... y continúo frenetico y ansioso... un pequeño trozo de asteroide blanco para escapar con rumbo a mi destrucción... pero no debo mas sí quiero destrozarme.


2211070926

2 comentarios:

metafora zero dijo...

en la escalera al cielo no hay barandas....la paradoja es que tampoco hay cielo...asi que, que hijueputas, de cabeza, total en el vacio no arriba ni abajo !!

Un brindis parcero Mar !!

Goathemala dijo...

Envolvente y magnético. Podría ser un comienzo excelente de una novela. Junto al asteroide del final me gustó y sorprendió el "Pero añoro vapor en mí".

Saludos.