UN DÍA CANSADO

Apuremonos
las mochilas casi vacías
menos por cargar es menos que perder.

Adelantemonos
más soledad es más tiempo
lo verde y lo café en los caminos.

Sentemonos en las piedras
elevemos las sombras
sigamos.

Comida
preparado otro rumbo
el viaje es largo y concentrado.

Vemos el agua y algún misterio
gotas para los ojos
colores vagos

vuelen
caminen en mentes
el atardecer traga realidades

noche de vuelta al hielo y a la música
demasiada sangre en mi ron
sabores de un rato

vasos llenos
vaciándose instantáneamente,
aún quedan rondas en este amanecer esperado...

cada personaje con más historias por recordar
las mochilas con menos carga
se busca nuevo escenario.



1507092042

3 comentarios:

Gabriela Monroy Calva dijo...

Después de leerte y después de las mudanzas quiero más vino que sangre
Un beso

metafora zero dijo...

Nómadas mentales....sin horarios o escenarios¡¡

Cheers ¡¡

macros dijo...

El viaje es largo, lo bueno es que avanzas