domingo

JUEGO DE PATOJOS/arrebato de eternidad

Iban los dos vagando, buscando algo para hacer y entretenerse algún momento para luego en algún instante decir que en algún otro momento lo terminarían. Nando hablaba de cosas sin sentido, de lo emocionante que es matar babosas con una mezcla casera que el se invento, o al menos eso decía. -Mirá pues, agarrás unas diez o quince gotas de cloro y luego le echás un poco de sal, va pues, luego de eso lo diluís con otro poco de agua. Ya que tengás hecha es onda la echás en una jeringa y listo mano. Ese es el primer paso, el más fácil, luego a buscar babosas para cagarte de la risa de las pisadas. Ja sí es bien de ahuevo, medio culero pero de ahuevo. -¿Y qué pasa pues? -Jeje la pisadas se inflan, y allí es cuando tenés que tomar distancia, y se inflan burbujeando y de pronto... ¡PLACRC! jeje se estallan. Josué sólo mostró una mueca y le dijo que eso se oía puramierdista pero que aún así a ver cuando iban de cazería de babosas. Siguieron caminando y Nando seguía hablando, pero Josué no le iba poniendo mucha atención. Vos serote, ¿por qué vas tan callado? -No sé mano, creo que debo encontrar otras maneras de pasar el tiempo, mano el aburrimiento me está haciendo mierda, últimamente me he estado sintiendo extraño hasta me están dando ganas de ir a buscar trabajo y eso no muy me agrada y menos que esa idea me esté siendo constante. Nando se le quedo viendo con unos ojos de no sé qué, y luego se cagó de la risa ante la preocupación de Josué. -Mano eso ya se te va a quitar. Esa onda es fiebre de un día, esas mierdas se borran luego, no le hagás caso, no les pongás coco a esa voz de tu cabeza más bien loco vas a parar pisado. -Sí verdad vos. Simoooon... mejor vamos a ver a quien chingamos.

Continuaron vagando con risas y tropiezos. Propia caminata de nada en vacaciones. Mano algo está sonando, mirá si no es tu frijol. -¿Aló? Muy buena tarde señor le llamamos para hacerle saber que usted se ha ganado una dotación para todo el año de caca de vaca, otorgada felizmente por la tienda vegetariana "La Vaca Feliz". -Andás graciosita ¿verdad? -Jeje no te enojés pisadito. -¿Quionda que hay? -Pues lo normal, nada. Perame un rato sólo paso a la tienda ¿Querés algo? -¿Con quién andás? -Con Josué... Pasamelo. Vos te quiere hablar la loca. Decile que ahorita le hablo sólo compro unas ondas. Dice que es muy importante y que por eso lo esperés un poco. Já ni que bueno estuviera pero bueno a dónde van. La verdad no sabemos. -Hagan algo muchá, no sean huevones aplanando calles y vigilando árboles. Ustedes sí que son pura pérdida. ¿Y vos qué estás haciendo pues? -¿Yo? Estoy jugando en la compu, jeje, por qué no se vienen y miramos que hacemos. -Va pues llegamos al rato. Orale. -Orale.

Nando y Josué se dirigeron entonces hacia la casa de su amiga, caminaron cuatro cuadras luego cruzaron hacia el mirador y ya llegaron. Un puerta vieja de caoba con algunas letras y algunas fechas, todo escrito a punta de navaja en la parte inferior izquierda de la misma. Las dos ventanas del segundo piso amarradas con lo que parecia correas de zapatos. -Bueno mano a mí me llamo ahora a vos te toca preguntar por aquella. -Mano no seás chiveado que no es la primera vez que venimos a chingar a su casa. -Va pues. Esta mierda de timbre nunca sirve, o tal vez sí. Buenas disculpá ¿está Mercedes? -Mmm... perame creo que sí. La voz de quien lo atendió desprendía un olor a cigarro conjugado con una pesadumbre asquerosamente natural.

-Mano el hermano de aquella si su madre. -Sí vos, saber en que mundo se mantie... -Ya están pelando desgraciados. Nando y Josué se rieron al unísono.

-Vos tu hermano se mantiene siempre pedo ¿verdad?
-Nel, muchá aquel así es, es como que su estado natural, así lo llaman todos en esta efímera neblina de colores.
-Va, entonces, qué hay o qué proponés, mirá que estoy ocupado respirando y me hacés perder el tiempo.
-Como no, mejor dejá de respirar y vas a ver que muchos van a salir ganando (Josué se rió ante el insulto realizado al pobre Nando), no muchá ya en serio, yo ya estoy aburrida de no encontrar nada que hacer y ustedes por lo que miro están igual que yo. ¿Qué les parece si volvemos a jugar con la gente? Nando la miró directo a los ojos, como diciéndole que no siguiera con el tema y Josué sólo se quedó con un silencio de cementerio sellándole los labios y se notó en sus ojos como un fuego iba siendo devorado por un vacío, realizó un suspiro y se despidió diciendo que tenía que ir a buscar trabajo. Mercedes quiso preguntar que era lo que ocurría pero se quedó callada también. Josué pronto desapareció al dobla la esquina.

¿Qué pasó? Nando con el rostro sin gesto y con una seriedad casi imposible de imaginar en él comenzó a hablar.
-¿Vos no lo recordás?
-No recuerdo nada, sólo recuerdo que él era el fuego y luego unas piezas se alborotaron. Eso es todo lo que recuerdo porque después me dormí y hasta hace poco, que desperté en la silla con este cuerpo, sólo que ahuevos apenas estaba naciendo. Pero ¿qué pasó?
-Él era el juez, yo la daga y mi escencia el filo de la daga, aunque tambien mi escencia estaba en el filo de la lanza, luego de que caíste... y el sacrificio.
-Sí que huevos yo perdí.
-Sí vos perdiste, pero bueno, luego que caiste fuiste el sacrificio y por tu trampa para no dejar a nadie más ganar, se cayeron todos los demás y el tablero reclamo reparos ante la rajadura ocacionada... y ese error, por no saber controlar su juego le ha costado su eternidad y ahora sólo le queda ser un humano, una vil pieza de juego errante en el tablero. Ya nunca podrá volver a jugar, a lo mucho vivirá a los cincuenta o sesenta años.
-¿Su inmortalidad fue arrebata por mí trampa?
- Sí, y dentro de poco ya no podrá recordar lo que hizo hace más de cautro mil años sólo va a tener sueños que no va a comprender si bien recuerda haberlos soñado.Ya no podrá volver a jugar con estos bípedo que dicen ellos razonan. Pero bueno mala suerte por él.
-Este juego cada vez lo entiendo menos, ya van quedándose Alicia, Favio, Abigail, Miriam y ahora Josué.
-Sí pero él se lo buscó, siempre me parecia extraño el apego que le tenía o les tiene a esos seres que necesitan morir para entenderse.
-Y qué podemos hacer ahora, sólo somos dos.
-¿Qué más pueden hacer el caós y la malicia?
-Estás en lo correcto, es nuestra naturaleza. Vamos a jugar a destruir civilzaciones, pero sólo quiero pedirte una cosa dejemos que Josué sea quien los pueda salvar, algo me dice que él por eso se dejo arrebatar su eternidad.



1005071051



3 comentarios:

lu! dijo...

huy... me dio miedo vos , talvez porque esta algo complicado, y como siempre o casi siempre, le tememos a lo que no conocemos.

Saluditos vos


lu!

metafora zero dijo...

la rola de los àngeles caídos que en lugar de abrir sucursales de un cielo hecho a pedazos pegados con sangre, prefieren caminar haciendo huevadas por amor a las huevadas¡¡

Cheers¡¡

Unmasked (sin caretas) dijo...

mmm interesante.

estan aquellos que lo que tocan lo destruyen. muy cierto. y otros lo vuelven a armar. roles y ciclos

te dejo mi beso hombre de hielo

petra

...siempre fue así.

Caminaba como perdido y sonreía c on ojos apagados, sus manos danzaban cual péndulo... vagabundo que babea nostalgia que añora olvido...