jueves

1301071704

Ojos en el cuerpo
un beso muerto
caricia en pausa
voz borrada.
Ya no hay silueta
prescencia de deseo
se ha percibido diminuta brecha
entre el pasado y
lo mal llamado presente.
Las armas de mi combate,
fotos de “vida”,
son nada más que
sepias y blanco y negro...
se acabó la espera a la derrota
y los huesos se van
mezclándose en el camino
a mi infinita vista,
y soy de nuevo
el horizonte que busco...
dentro de mi mente
es que está el perfecto
laberinto de espejos.



1301071704

5 comentarios:

zu dijo...

Sorprendente, me cubro de espejos.

Gladys Ames dijo...

gracias.. por escribir... en verdad siento lo que escribes.. talvez pensamos parecido.. o tenemos ideas similares... muy hermoso... un saludo.

metafora zero dijo...

Un infinito al frente de un abismo...de qué lado es espejo?
Interrogante errante.....Ariadna está buscando un puesto en un hostal ¡¡

On Avant ¡¡

Laura dijo...

Esto me recuerda una canción

Caernos, levantarnos y volver a tropezar...
caernos, levantarnos y volver a
comenzar...
estamos acostumbrados...

bello
besitos

Mercedes dijo...

.... Es preciso enterrar los besos muertos antes de que se pudran en la piel, siempre y cuando los besos no se hayan alojado antes en tu mente.. La brecha entre el pasado y el presente es nuestra carcel eterna.. finalmente caíste de rodillas y te mimetizaste con el horizonte... te pregunto entonces, miras la "laguna" como llaman a la eternidad de la ausencia?

ofrenda

Una deidad ansia sacrificar. Se ofrenda  silencio púrpura la mirada exaltada y la sonrisa estallando. Con delirante fuerza de dele...